Jordi Pi es Responsable de MK Cial en Innovación Transversal en CCMA i CCRTVi. Es especialista en Mk, Publicidad y en general en cambiar de un modelo táctico a un modelo estrategico. De la Publicidad a la COMUNICACIÓN.

Tambien codirige y participa en diferentes masters, posgrados y licenciaturas en ESADE, Universitat Autònoma de Bellaterra, Universitat de Barcelona (Les Heures), Blanquerna e ISM_ESIC.

¿La cosmética es gratuita? Sin tetas también hay paraíso …

Centrar la atención sólo en el tamaño de los atributos. Éste es el ejercicio que hasta hoy hemos hecho las marcas, las agencias y los medios.

Éramos jóvenes … y con el culito respingón.

A través del diseño hemos maquillado entornos y defectos…, ancha cama de 2×2, nos hemos expuesto a largas colas de consumidores con el ticket de “Su Turno” esperando para entrar en nustras camas y poder acariciar nuestros pechos.

Todo sin ofrecer nada a cambio. Gritábamos, nos exhibíamos y nos dejábamos querer durante el tiempo que nosotros considerábamos para después darnos la vuelta y ponernos a dormir.Ni una palabra más que un suspiro de satisfacción por haber cumplido nuestro objetivo táctico.

Pero … nos hicimos mayores … nuestro culito, con la edad, ya no es tan respingón, empieza a colgar y no esta duro. El diseño sigue aportando esas cantidades de botox necesarias para seguir siendo resultones.

La estética y la cosmética nos ha permitido seguir escondiendo nuestras falsas promesas de amantes, ya, poco efectivos. Pero, claro, no podemos dar la talla siempre y atender las nuevas necesidades de un consumidor más promiscuo, con más cultura sexual y sobre todo con unos objetivos personales que seguramente ya no coinciden con los nuestros.

Los consumidores han encontrado otras camas más pequeñas, pero quizás más personales y acogedoras, han comprobado que en ellas hay algo más que un culito respingón y por tanto ya no estan tan dispuestos ha hacer largas colas para un pequeño instante de experiencia memorable. La sinceridad incluso en el diseño debe permitir una carga de intimidad necesaria para recuperar la confianza el consumidor.

Somos mayores … y debemos entender que siempre habrá mejores culitos que el nuestro.

Lo que cuenta es escuchar a nuestro amante para conocer más de él y poder dibujarlo mejor. Complicidad, transparencia, humanización, re-definición de objetivos nos ayudaran a comprender que en la cama, igual qu een diseño, hay otros fines que nuetro disfrute, o sea que “pegar un polvo”.

Si sabemos escuchar, no sólo nos daremos cuenta que seguimos siendo capaces de dar placer con nuestros lápices y entornos, también descubriremos que hay otras partes del cuerpo que pueden resultar muy estimulantes para descubrir nuevas posturas y artes amatorias e incluso que existen algunos juguetes que pueden ayudarnos a aumentar nuestra cultura sexual.

Hay un dicho cuando hablamos de atributos para el que no tiene un tamaño suficiente …

“Donde no llega el pico, llega la pala”.

Google+
Tags: , , , ,
votar