Si hay algún “tópicazo” en esta vida, es el de afirmar que solo los artistas (pintores, escultores, arquitectos, músicos, diseñadores etc.) son las únicas personas creativas. Y la verdad es una idea totalmente falsa. Tal y como argumenta el magnífico Sir Ken Robinson en el programa Redes, “Los secretos de la creatividad”, todos tenemos un potencial creativo, y por tanto es creativo aquel que desarrolla su potencial.

Desde mi punto de vista esta afirmación la comparto al 100%. Cada uno tiene sus propios talentos naturales, unos más desarrollados que otros,  pero mostrando su potencial en las distintas áreas en las que desenvuelve su vida laboral o personal.

Creo que todo el mundo es creativo cuando realizamos algo que nos gusta y no nos paramos a  pensar en el esfuerzo que nos supone dicha actividad. Podemos ser creativos diseñando o también en otras actividades menos reconocidas (escribir, bailar, tocar un instrumento, cocinar…). Simplemente debemos encontrar aquella actividad que nos apasione y a su vez nos motive para realizarla sin ningún tipo de presión externa.


Design for a Flying Machine. Fuente Wikipedia

Desde que nacemos podemos ser creativos, simplemente tenemos que educarnos en este campo, aunque la sociedad y sobretodo la educación no nos ayude, tal y como argumenta Sir Ken Robinson en su famosa charla del TED: “Las escuelas matan la creatividad”

Esta falta de capacidad creativa en las personas, muchas veces viene dada por el miedo asumir riesgos, por miedo al fracaso,  e incluso el miedo de lo que las otras personas puedan pensar de nosotros.

En el caso de las empresas ocurre lo mismo, hay una falta de creatividad que no ayuda al buen desarrollo de sus tareas principales. Debemos valorar la creatividad como la clave para poder diferenciarnos del resto y sobre todo para las nuevas empresas que nacen hoy en día.
Las empresas con capacidad creativa tienen muchas más posibilidades de éxito en un mercado muy competitivo y a su vez de rehacerse a sí mismas para conseguir un modelo empresarial exitoso y sobretodo innovador, este muy ligado a la creatividad.

En definitiva tal y como cito en su día Robert. P. Crawford:

“El pensamiento creativo es el bien más valioso y rentable para cualquier individuo, corporación o país. Tiene el poder de cambiar al individuo, a su empresa y al mundo”

¿Y cómo podemos fomentar nuestra creatividad?

Realmente la hemos de fomentar desde que somos pequeños, pero si ya somos mayores aún estamos a tiempo para educar nuestra creatividad. Pero para ello necesitamos adquirir o fomentar unas cualidades o actitudes en la vida que nos ayudaran a potenciar dicha capacidad.

Y por ello, desde mi punto de vista, os enumero las  cualidades o actitudes que creo que toda persona y/o empresa debería plantearse para aumentar esta capacidad creativa.

  • Primero que nos emocione o nos guste aquello que hacemos. Si un trabajo no nos gusta nunca seremos creativos. Para mi es lo más primordial, y no hay creatividad sino hay emoción. Tenemos que tener pasión por aquellos que hacemos.
  • Desarrollar nuestra curiosidad. Tenemos que ser curiosos y fijarnos en lo que hace la gente y cómo lo hace. Es la base para un buen estudio de mercado.
  • Pensar como los niños. Tener esa capacidad de asombro y no cerrarnos a ideas preconcebidas en nuestra educación.
  • Ser valientes. Debemos experimentar y cometer errores para aprender de ellos. Todo lo aprendemos porque alguien nos lo ha enseñado, y en este caso si es algo nuevo deberemos cometer errores para poder aprender. No tengamos miedo al fracaso.
  • Tener una actitud humilde. Siempre hay alguien que sabe más que nosotros y que a su vez nos puede aportar valores que nos ayuden a fomentar nuestro aprendizaje. No tengamos miedo a pedir ayuda.
  • Compartir ideas entre las personas es un buen método para desarrollar nuestra creatividad. No hay ideas malas simplemente que en ese preciso momento no pueden ser válidas.
  • Ser empático. Tenemos que tener la capacidad  de imaginar cómo ven las cosas los demás. Si no conocemos las motivaciones de las personas crear productos o servicios creativos para no resolver sus necesidades. Sobre todo no tener perjuicios.
  • Ganas de aprender. Ya sea a través de otras personas o de nosotros mismos (autodidacta). Es normal que haya muchas tareas que no sepamos, pero no por ello significa que no las podamos aprender.
  • Ser positivo, en su medida claro. Si pensamos que somos creativos, lo seremos. Para los que piensan que no lo son, simplemente recodar que es una actitud poco practicada. Recordad todos somos creativos.
  • Pensar de una forma no lineal. Las personas aprendemos y vamos conservando o cambiando nuestra percepción constantemente de las interacciones que efectuamos entre nosotros. Deshacerse de lo estipulado para encontrar ideas innovadoras.
  • Conocer en qué ambiente somos creativos. ¿Dónde y cuándo soy más creativo? Y a su vez tener nuestro tiempo para serlo.

 

Bueno hasta aquí la lista de cualidades y actitudes que personalmente creo debemos fomentar para poder ser más creativos. Es una lista totalmente personal y estoy convencido que muchos de vosotros podrías aportar muchas más.

Ya solamente enseñaros dos vídeos de Sir Ken Robinson, que creo que todos deberíamos ver y reflexionar sobre lo que dice. Algunos ya lo habréis visto, para los que no, uno es el programa de Redes “Los secretos de la creatividad” y el otro es el discurso que dio en el TED hace unos años “Las escuelas matan la creatividad”.

Google+
Tags: ,
votar